Cuando juegas con tus hijos, desarrollas en ellos diferentes habilidades

En una época marcada por los celulares, las tabletas, los portátiles y las tecnologías digitales, a veces olvidamos lo esencial: nuestros hijos. Pasar tiempo con ellos, alejados de las pantallas o aplicaciones improductivas, es importante y necesario. Jugar con ellos desde el momento del nacimiento significa ayudarles a desarrollar habilidades para toda su vida.

El juego es una forma natural de aprendizaje. Los niños adquieren experiencias para su vida a través de actividades y juergas que a primera vista parecerían improductivas. Por medio del juego se divierten, aprenden a relacionarse con los demás y a socializar.

Los padres son el primer contacto

Cuando los niños nacen, el primer contacto que tienen es con sus padres. Ellos les enseñan las primeras pautas para relacionarse, el significado de las cosas, el lenguaje, los colores, formas, tamaños, en resumen, lo que deben saber para adaptarse al nuevo mundo. Todo esto puede ser enseñado de forma natural a través del juego. Además, se fortalecen los lazos entre padres e hijos, generando una relación de amor y confianza necesaria para su sano crecimiento.

Los beneficios no se detienen allí: por medio del juego, los niños aprenden a perder y a ganar, a manejar la frustración y a volver a intentarlo para luchar por sus objetivos. Con todos estos beneficios, imposible no querer salir a jugar con nuestros hijos. Son muchas actividades que se pueden realizar con ellos en diferentes lugares. Por ejemplo, en parques, en la hora del baño o en la arenera.

Lo importante es que pasemos tiempo de calidad con nuestros niños, y eso significa enseñarles a través del juego. Los Pavinchi Cuentos son una actividad productiva y divertida para que pases tiempo con ellos. Es un kit que está compuesto por un lápiz inteligente que reproduce 365 cuentos infantiles para los niños, acompañados de realidad aumentada. Es perfecto para divertirnos y pasar tiempo de calidad con nuestros hijos durante todo el año.

Fuente: eltiempo.com

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *